+56 9 5980 0445
Logo COVAL

Leasing Financiero y Leasing Operativo: Diferencia

Leasing Financiero y Leasing Operativo: Diferencia

Índice

Qué es el leasing financiero 

El término leasing financiero es sinónimo de arrendamiento financiero. Normalmente, cuando hablamos de leasing a secas nos estamos refiriendo, precisamente, a esta figura del leasing financiero.

¿Y qué es exactamente?

El leasing financiero es el contrato por el cual el propietario de un bien cede su uso a la otra parte por un precio concreto y un plazo determinado. El elemento en cuestión debe quedar afecto a una explotación económica y podrá ser adquirido por el arrendatario, a la finalización del contrato, mediante el ejercicio de la correspondiente opción de compra. se caracteriza, fundamentalmente, porque implica la transferencia de todos los riesgos y beneficios inherentes a la propiedad. Es una herramienta de financiación que utilizan las empresas para adquirir elementos de su inmovilizado y, si bien, no es lo mismo que, por ejemplo, un préstamo sí que se consigue el mismo objetivo que con él: acceder a la propiedad de un bien utilizando para ello financiación ajena. Si el condicionado del contrato no estuviera enfocado a este fin no estaríamos ante un leasing financiero sino ante un contrato de arrendamiento de la naturaleza que sea, ya que se trataría de utilizar el objeto durante el período de tiempo pactado y después devolverlo a su propietario.

¿Qué es el leasing operativo?

El arrendamiento operativo (o renting) es un contrato por el que el propietario de un bien mueble (arrendador) cede su uso, por un tiempo determinado y a cambio de un precio concreto, a la otra parte interviniente (arrendatario) y asume las obligaciones de su mantenimiento en los términos que se pacten. Beneficios de este tipo de arrendamiento
  • Los plazos de arrendamiento suelen ser cortos o llamados contratos con final abierto.
  • No requiere de pago inicial para comenzar a aprovechar el bien.
  • No existe mantenimiento continuo del activo.
  • Permite la renovación de equipos como de oficina.
  • Es muy útil para activos de rápida depreciación.
Diferencia En el leasing financiero la intención es adquirir la propiedad de un bien y hacerlo con financiación ajena, en el leasing operativo lo que se pretende es poder utilizar un elemento durante un tiempo determinado sin tener que estar pendiente de los gastos que su mantenimiento pueda acarrear y al llegar la finalización del contrato devolverlo y ya está (con la idea, en la mayoría de los casos, de iniciar otro contrato distinto con otro bien más nuevo o mejor).
  • La duración de los contratos suele ser de uno a tres años en el leasing operativo, mientras que suele exceder de dicho plazo en el financiero.
  • Por lo general, el leasing financiero es irrevocable durante el plazo pactado, mientras que en el operativo se suele contemplar la posibilidad de rescisión anticipada.
  • Tanto los gastos de reparación y mantenimiento como los riesgos técnicos y de obsolescencia corren a cargo del arrendador en el caso del leasing operativo y a cargo del arrendatario en el del leasing financiero.

Aprende más sobre el Leasing Aquí!

Comparte
Facebook
Twitter
LinkedIn

Últimas entradas

Factoring para empresas

Factoring para empresas

La liquidez es el combustible que las empresas necesitan para funcionar en su día a día. Una opción que puede ayudarles con esa inyección que

Leer más